Home > ULTIMA HORA > Ejército de Salvación, oficina del Procurador del envejeciente y NSP sacan la cara por anciana necesitada en Ponce

Ejército de Salvación, oficina del Procurador del envejeciente y NSP sacan la cara por anciana necesitada en Ponce

Ponce PR- Todo comenzó con una llamada de Auxilio de la señora Luz Riera, en medio del llanto nos narra cómo una envejeciente de 94 años sufre el antes y el después de los estragos del mega fenómeno natural María.

La anciana aunque según nos narró recibe la ayuda de una vecina que la cuida como si fuera su madre dentro de las circunstancias que todos vivimos en Puerto Rico, le provee de comida y la ayuda en sus quehaceres domésticos.

Hicimos gestiones con el municipio de Ponce a través del Centro Operaciones Especiales, con la Policía de Puerto Rico querella 2017-158-6901 la noche que recibimos el dolor de esa llamada que me activo para ayudar esta señora.

Demás está decirle que todavía se está esperando la Policía y la ayuda del municipio de Ponce.

Doña Georgina es viuda, no tuvo hijos, por tanto no tiene nietos, ni familiares de sangre. La persona que nos llamó de Estados Unidos es como si fuera pariente pero no de sangre.

Vive sola se sostiene con la ayuda de los vecinos que a veces le dan algo.

Me acosté pensando en la anciana y madrugue para estar en su residencia, y recibir de primera mano de la misma dama, que a sus 94 años está muy lúcida y bastante bien dentro de la situación en la que vive.

Allí conocimos una joven vecina de doña Georgina Vélez,  Dámaris Felix quien no quiso salir en fotos pero es uno de los Ángeles que Dios misteriosamente pone en el camino de las personas que los necesitan.

Ella nos narró que solo una persona del Departamento de la Familia había respondido a nuestro llamado ayer y quedó en ir hoy, nunca apareció mientras estuvimos en el lugar y tampoco le brindó ayuda.

El coraje y la frustración se apoderaron de mi al ver que nadie se interesó en ayudar esta anciana.
No me di por vencido y me dirigí al Salvation Army ( Ejército de Salvación) en la calle Verdún en Bélgica ya habíamos conocido el primer ángel en Villa Grillasca.

Cuando llegue el lugar estaba abarrotado de personas que acuden al centro a buscar alimentos, no había estacionamiento obviamente la gente buscando alimentos abarrotaron el lugar, mientras buscaba estacionamiento encontre una joven sin saber que trabaja para la oficina del Procurador del envejeciente Rosa Quiles, y le pregunté quién estaba a cargo del Centro de Distribución del ejército de Salvación ella muy gentilmente me informó, me dirigí hasta el portón y allí conocí otro ángel la Capitana Zuleika Echevarría que cuenta con más de 10 años  de experiencia en la iglesia, le llevé el problema de doña Georgina, quedé impresionado al ver la forma que reaccionó de forma inmediata a nuestro llamado de auxilio.

Doña Georgina recibió una comprita del ejército de salvación para varios días y la oficina a través de este otro ángel de la oficina del Procurador del envejeciente se comprometió a llevar almuerzo por lo menos por el resto de la semana y luego se hará una coordinación interagencial para seguir ayudando a nuestra viejita residente en una urbanización de Ponce.

Decenas de voluntarios ayudan a la distribución de alimentos que provee FEMA usando las instalaciones como centro de acopio.

La Capitán en entrevista con este medio nos dejó saber qué cerca de mil personas acuden diariamente a buscar suministros, esperan pacientemente en filas bien ordenadas y se llevan comestibles para su casa de acuerdo al núcleo familiar.

Se trabaja muy organizado, la sonrisa de ella y de los que laboran sin paga es contagiosa, me recibieron muy bien, conocí jóvenes voluntarios de la universidad Católica y de la UPR Ponce quienes se encargan de distribuir los alimentos, la mayor en rango estaba en la cafetería, también trabajando.

Los jóvenes aprovechan sus vacaciones forzadas para ayudar a otros, silenciosamente el ejército de salvación en Ponce ha llegado hasta lugares distantes de la ciudad para ayudar a otros, estas personas son las que en periodo navideño usted los ve con una olla roja y una persona agitando una campana, por favor no dude en cooperar en ellos, en tiempos como estos ellos están presentes para ayudar sin mirar, sexo, religion, política o preferencia sexual.

El centro de Ponce cuenta con un lugar para que los niños jueguen mientras sus padres recogen sus comestibles y voluntarios velan por ellos, que más podemos pedir en momentos como estos, gracias mil a todos.

De izquierda a derecha Rosa Quiles (Oficina del envejeciente) centro Doña Georgina y extrema derecha la Capitana Zuleika Echevarría del Ejército de Salvación Ponce.


Deja un comentario